domingo, 23 de marzo de 2014

EL MILAGRO DE LA EVOLUCIÓN A NUESTROS PIES

No creo en dios, así que no tengo otra que creer en que las bellísimas y curiosas orquídeas mostradas en esta y la previa entrada de este blog son resultados de la evolución, aunque – por dios en el que no creo – cuesta creerlo.
El fenómeno se llama pseudocopulación. Varias especies del género Ophrys de orquídeas se han desarrollado de tal forma que se parecen mucho a la hembra de ciertas especies de insectos, normalmente abejas o moscas. No solamente la forma y colores sino también el perfume de la hembra a la que imitan. Atraído tanto por la forma y olor, el macho engañado del insecto en cuestión (una especie particular para cada especie imitadora de insectos de Ophrys) intenta copular con la orquídea, entrando mientras tanto en contacto con la antera. Nada escarmentado, el pobre macho luego traslada el polen de una orquídea a otra en otros intentos fallidos de apareamiento.
Así que la orquídea sin hacer nada, tiene su polen volando por ahí, mejorando sus posibilidades de prosperar. Pues se lo tiene ganado, se puede decir, con milenios tras milenios de evolución.
Tan increíble parece todo esto que los descubridores originales de pseudocompulación, allá por los años 1917/18 no fueron creídos y no fue hasta mucho más tarde que otros experimentos parecieron confirmar la teoría.
Viendo el resultado final, hoy es casi imposible creer que algo tan lento y arbitrario como la evolución podría haber desarrollado estos milagros engaños. Y que conste que yo nunca he visto a alguna de las orquídeas Ophrys visitadas por un insecto, y muchísimo menos por una especie que se le pareciese. Pero bueno, lo dijo Darwin, nuestra incredulidad es una falta de imaginación. Sea como sea, miremos algunos de estos milagros de la evolución que crecen cerca a nuestra casa en Villanueva de la Vera.
Comenzamos con las Oprhys, que para nosotros son las más impresionantes.






Ophrys speculum





 Ophrys scolopax



Ophrys lutea (una de nuestras favoritas a pesar de ser tan simple)

Ophrys sphegodes


Y ahora os presentamos las del género Orchis:




Orchis italica

Orchis lactea


Orchis champagneuxii



English translation of the text

 

THE MIRACLE OF EVOLUTION AT OUR FEET

I don’t believe in god so I’ve no choice but to believe that the gorgeous and mind-boggling orchids featuring in this and the last post are the results of evolution, although it’s sometimes bloody hard to credit.
The phenomenon is apparently called pseudocopulation. Several species of the Ophrys gender of orchids have evolved to bear a striking resemblance to certain insect species, normally bees or flies. They imitate not only shapes, colours and patterns but even the perfume of the female. Attracted by all these baits, the deceived male of the insect species in question (a particular species of each insect-imitating species of Ophrys) tries to mate with the orchid, coming into contact meanwhile with its pollen. Nothing daunted by the failed attempt, the poor male then moves onto another orchid, thus translating the pollen from one plant to another in successive failed copulations.
Without doing anything at all, therefore, the orchid has its pollen flying about the place, improving its survival prospects no end. But I suppose you could say it deserves this leg-up from the bee, after millennia of evolution to achieve it.
So incredible does all this seem that the original discoverers of pseudocopulation, way back in 1917/18, were not believed and it was not until much later that further experiments seem to corroborate their ostensibly far-fetched theories.
Seeing the final result today, it’s almost impossible to believe that something as slow and arbitrary as evolution could have developed these miraculous deceits. And I have to fess up here and admit I’ve never once seen an insect approach these orchids, much less a species that resembles them. But what did Darwin say? It’s a failure of our imagination. However that may be, let’s look at some of these miracles of evolution that grow near our house here in Villanueva de la Vera.
First of all come photos of the Ophrys, themselves, the insect-imitating masters.
And then we close the entry with some of the “chorus” of equally beautiful but less tricksy plants of the Orchis gender.

12 comentarios:

  1. Las fotos preciosas, pero eso de la evolución, a veces , me parece una tomadura de pelo. ¿ Tienen inteligencia las orquídeas para tratar de parecerse a la hembra de un insecto determinado ?. ¿ Tienen ojos las orquídeas para ver que los machos de determinados insectos copulan con hembras a las que ellas quieren parecerse ?. Yo más bien pienso que todo es fruto de la casualidad y ya está. Porque vamos a ver, ¿ las que no tienen forma de insectos, no son también fecundadas por el viento o cualquier insecto que pasa por allí ?. Algunos científicos lo que tenían que hacer es decir aquello que dijo Sócrates hace ya la tira de años " Yo sólo se´que no sé nada " y en eso seguro que acertaban.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buenas Pini
      La casualidad no sé, porque sí parecen a insectos y esto me parece muuuuuucha casualidad. Lo que parece claro es que si es cosa de la evolución, pues hay saltos cualitativos de vez en cuando porque ¿hasta que tengan algún parecido apreciable, cómo pueden ir seleccionándose?? En fin, misterios de la naturaleza; ¿qué haríamos sin ellos?

      Muchas gracias por la visita como siempre

      Sam & Dave

      Eliminar
  2. Que bonita entrada, que bonitas imágenes y fantásticos comentarios. Sigo aprendiendo en tu blog.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aupa Segun!

      El hecho que sigas aprendiendo dice más de tu disposición tan positiva que los méritos del blog!

      Abrazos veratos

      Sam & Dave

      Eliminar
  3. Un texto en el que te expones de una forma valiente, acompañado de unas buenas fotos, da como resultado una muy buena entrada.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alex!

      Abrazos de un verato a otro

      Sam & Dave

      Eliminar
  4. Realmente preciosas. Yo no puedo creer que tanta belleza y armonia sea solo casualidad, ahi hay inteligencia y perfeccion.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María. La verdad es que sugerentes son además de bellísimos.

      Cheers
      Sam & Dave

      Eliminar
  5. ¡Qué serie tan excepcional!
    Lo cierto es que esa familia de plantas tan exquisita lo merece.
    Un saludo de 'Ojolince y Sra.'

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias o fieras de la montaña!

      Saludos veratos

      Eliminar
  6. Sensacionales las fotos de las orquídeas, es un placer verlas. pero más asombrosos y placentero es ver la co-evolución de algunas de ellas con sus insectos polinizadores, asombra como se relaciona las especies en nuestro planeta, solo conocemos una minúscula parte de nuestro entorno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Hernán, nos queda tela por saber. ¿Y sabes una cosa? ¡Hay una parte mía que espera que nunca lo sepamos!!

      Cheers
      Sam & Dave

      Eliminar